LA RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA COMO VALOR AGREGADO A LA EDUCACIÓN

El rector de la Universidad Privada del Norte, Andrés Velarde, nos comento que la visión de la UPN es transformar la vida de sus estudiantes a través de procesos educativos innovadores que privilegien el aprendizaje y que incluyan a la responsabilidad social, como un valor agregado a este desarrollo personal y profesional. En la UPN desarrollan y ejecutan proyectos de proyección social que tienen como objetivo, acercar al estudiante a la realidad nacional y ayudar a las comunidades que mas lo necesitan.

Andrés Velarde

¿Cuál es el concepto de Responsabilidad Social que trabajan en la Universidad?

Nosotros generamos el intercambio de conocimientos entre los estudiantes y los habitantes de una determinada población en extrema pobreza, con el propósito de lograr un crecimiento personal, familiar o con su entorno. En ese intercambio de saberes, el estudiante puede aplicar en la realidad los conocimientos adquiridos, y va generando un cambio en el lugar. Con los programas de Resposabilidad Social tenemos beneficiarios directos en 5 ciudades: El Milagro y Torres de San Borja en Trujillo, Cerro Verde y Laderas de Chillón en Lima y Polloc en Cajamarca. Nuestros docentes y estudiantes conocen de esta manera la realidad y se vuelven mas humanos. Se trata de pequeñas cosas que nos dejan un gran aprendizaje. Este aprendizaje nos llevó a introducir el nombre de UNIONES y yo lo entiendo como una desafío que implica “cruzar el río y acomodar la carga mientras lo hacemos.

¿Y cuál ha sido su experiencia?

De esta experiencia surge la idea de extender Uniones a las localidades donde tenemos sedes. Consideramos que el potencial integrador de nuestro proyecto constituye a la vez la oportunidad de unir voluntades para lograr un Perú sin pobreza.Por ello, estamos trabajando en Trujillo con los distritos de El Milagro y Torres de San Borja, y en Lima hemos iniciado nuestra colaboración con los pobladores de Cerro Verde en Villa María del Triunfo y Laderas del Chillón en Puente de Piedra. Hemos establecido que una de las primeras tareas de los gerentes de nuestras futuras sedes será identificar un lugar en el cual podamos desarrollar Uniones.

Para dar sostenibilidad al proyecto, hemos firmado un acuerdo con Cruz Blanca, organización sin fines de lucro, a fin de levantar la información que requerimos en las zonas a las que llevaremos Uniones. Pero más importante aún, estos datos nos permitirán elaborar un manual de procesos que pondremos al alcance de otra universidades. Pensamos que contribuir a erradicar la pobreza es el mejor aporte que podemos hacer al país como instituciones educativas.  En UPN nos estamos preparando para ello, pues el proyecto involucra no solo a docentes y estudiantes, sino también a las áreas de operaciones, infraestructura y otras. Necesitamos generar la masa crítica de personas que respalden nuestras acciones.

¿En qué consiste su modelo educativo?

Nuestro  modelo educativo está constituido por las competencias generales, los principios educativos que orientan el trabajo del estudiante y los principios que guían la acción del modelo pedagógico, y su interrelación con aspectos de carácter filosófico (en función de los valores), psicológico (en función del estudiante), pedagógico (en función del docente) y socio cultural (en función de la sociedad). Nuestras  competencias generales son competencias transversales que la UPN busca imprimir en cada una de las acciones académicas que realiza. Nuestro Modelo Pedagógico da pautas  de cómo deben interrelacionarse los tres protagonistas de su proceso: docente, estudiante y currículo (conocimiento y/o experiencias de aprendizaje). De esta interrelación surge el “cómo aprender”, “el qué aprender” y “el para qué aprender”. Esto constituye la pauta para el diseño de la metodología de la enseñanza y aprendizaje.