LA IMPORTANCIA DE PROTEGER LOS HUMEDALES PERUANOS DE IMPORTANCIA INTERNACIONAL

Jorge López – Doriga, Gerente de Comunicaciones y Sostenibilidad de AJE, conversó con RSE TV y explicó que su empresa,  firmó un convenio de cooperación con el Ministerio del Ambiente (MINAM) para la conservación de 4 humedales de importancia internacional (Sitios RAMSAR), entre los cuales se encuentran el Lago Titicaca (Puno), el Abanico del Pastaza (Loreto – Amazonía), Lucre – Huacarpay (Cusco), y Los Manglares de San Pedro de Vice (Tumbes).

¿Qué son los humedales Sitios RAMSAR?

Son uno de los entornos más productivos del mundo, y son cunas de diversidad biológica y fuentes de agua y productividad primaria de las que innumerables especies vegetales y animales dependen para subsistir.

Ramsar es el más antiguo de los modernos acuerdos intergubernamentales sobre el medio ambiente. El tratado se negoció en el decenio de 1960 entre países y organizaciones no gubernamentales preocupados por la creciente pérdida y degradación de los hábitats de humedales para las aves acuáticas migratorias. Se adoptó en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigor en 1975.

Los humedales son indispensables por los innumerables beneficios o “servicios ecosistémicos” que brindan a la humanidad, desde suministro de agua dulce, alimentos y materiales de construcción, y biodiversidad, hasta control de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático.

Sin embargo, un estudio tras otro demuestra que la superficie y la calidad de los humedales siguen disminuyendo en la mayoría de regiones del mundo. En consecuencia, los servicios de los ecosistemas que los humedales proporcionan a las personas se encuentran en peligro. (Fuente http://www.ramsar.org/es)

El convenio busca apoyar la conservación y el desarrollo sostenible de 3 zonas que no forman parte del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE), más el lago Titicaca, del que solo una parte es área protegida. Por ese motivo, es de suma importancia que una empresa privada como AJE se comprometa en la conservación y la mejora de la calidad de vida de las comunidades que viven en ellas y en sus zonas de amortiguamiento.

“El convenio que suscribe hoy el MINAM con el grupo AJE es resultado de la mirada hacia la responsabilidad de una empresa y, al mismo tiempo, resultado de la iniciativa felizmente sólida denominada Biodiversidad y Empresa. Este convenio tiene tres partes: la conservación de la biodiversidad, su gestión responsable y el reciclaje; elementos que responden a las necesidades del mundo actual, que requiere empresas con una visión de bienestar y sostenibilidad”, comentó Manuel Pulgar-Vidal, Ministro del Ambiente.

“La firma de este convenio refleja la voluntad y compromiso de AJE con la sostenibilidad y conservación de 4 zonas de importancia mundial, tanto por los recursos hídricos que representan, como por el dióxido de carbono que contienen. Vamos a colaborar para que el carbono que se encuentra atrapado en la vegetación y el subsuelo de estos ecosistemas no se libere al ambiente, principalmente en el Abanico del Pastaza y en la Reserva Nacional Pacaya-Samiria, donde se estima que existen 3.1 mil millones de toneladas de carbono almacenado en su subsuelo. Esta cantidad equivale a cerca del 40% del carbono almacenado en todo el país, indicó Lopéz – Dóriga.

Jorge López - Dóriga 2

Además, AJE busca contribuir con acciones de responsabilidad extendida (actividades que reducen el impacto ambiental en el destino final de los insumos utilizados por las empresas), a través del recojo del PET en diferentes ciudades del Perú, donde próximamente serán implementadas plantas compactadoras que llevarán ese PET hasta la nueva planta de reciclaje de la empresa, que contará con una capacidad de producción de 8000 toneladas/año.

De esta manera, AJE contribuirá con la conservación y recuperación de la biodiversidad de un tercio de los humedales en Perú reconocidos mundialmente como Sitios RAMSAR, que en el país representan un total de 6.87 millones de hectáreas.